Advierten 'vicio' dentro de reforma contra los ebrios

Autor: 
Daniel Reyes

La reforma para sancionar con mayor severidad a los conductores ebrios mantiene un "vicio", al permitir que las familias de víctimas mortales puedan quedar en el desamparo.

Aunque los cambios legales impulsados por el gobernador Rodrigo Medina garantizan que un conductor alcoholizado que quite la vida a una persona tenga forzosamente un tiempo en prisión de entre 3 y 9 años, también reduce las indemnizaciones que están obligados a pagar a las familias de las víctimas.


Óscar Tovar Sánchez, estudiante de Derecho de la UdeM y delegado de la agrupación Jóvenes en Movimiento, dijo que anteriormente se establecía una reparación de daño equivalente a tres veces lo fijado en la Ley Federal del Trabajo, lo que podía ascender hasta casi 2 millones de pesos. Ahora, indicó, con la reforma al Artículo 144 del Código Penal avalada el 29 de octubre se establece que el conductor ebrio que cause la muerte de un tercero debe pagar sólo lo establecido en la Ley Federal del Trabajo, bajando así el monto a menos de 700 mil pesos.

 

Dicha cantidad todavía es negociable al entrar las empresas aseguradoras, por lo que los montos de las indemnizaciones se reducen al menos en un 50 por ciento. "Creemos que esto es muy delicado porque las familias afectadas reciben una cantidad muy pequeña", indicó Tovar.

"Si bien estamos conscientes que no hay cantidad monetaria que supla la pérdida irreparable de un familiar, también nos consta que si una familia sufre la pérdida de quien era su sustento y pilar económico, pues quedan totalmente desprotegidos y en estado de crisis".

Tovar señaló que en los próximos días presentará una iniciativa ciudadana para intentar dar marcha atrás a este cambio específico en la ley, buscando encontrar el apoyo de los partidos representados en el Congreso local.